Cómo cuidar nuestra salud mental con una buena alimentación

El Covid-19 no solo ha afectado a un nivel físico y pulmonar, también ha tenido una afectación de manera psicológica. Está científicamente comprobado que durante este tiempo de cuarentena la gran mayoría de las personas fueron  propensas a desarrollar depresión o ansiedad.

Sin embargo existen maneras naturales y fáciles para poder cuidar de nuestra salud mental y en este post te enseñaremos cuáles son.

Cuida tu alimentación

No es un secreto que la buena alimentación trae consigo muchísimos beneficios, no sólo a un nivel físico, también existen beneficios a nivel neuronal. Y es algo muy sencillo de conseguir, sólo debes implementar estos importantes hábitos a tus comidas diarias.

1- Haz de la variedad de frutas, vegetales y granos integrales, la base de tu alimentación. Recuerda que es recomendable consumir 5 porciones de frutas y verduras al día. Es posible hacerlo con recetas innovadoras y sencillas que hagan de la comida sana algo rico y divertido. 

2- Come siempre a las mismas horas, este punto puede resultar un poco complicado debido a los diferentes horarios que manejamos, pero es importante que cumplas tus horarios de comida. Ya que saltarse una comida suele crear un efecto yoyo, provocando que se consuma alimentos que por lo general no son nada saludables para nuestro organismo.

3- Desayuna todos los días: ¿Haz escuchado la frase de que “el desayuno es la comida más importante del día”? pues es totalmente cierto, ya que el desayuno es el que aporta a nuestro organismo la energía que necesita para estar activo durante la mañana y el resto del día, además, ayuda a prevenir que se ingieran alimentos en exceso a lo largo del día. 

4- Evita “comer” entre horas y, si lo haces, elige snacks saludables, como los frutos secos o una pieza de fruta que además de saciarte, aportan nutrientes esenciales para tu organismo.

5- Reduce el consumo de sal y de azúcar: Estos dos elementos se encuentran en exceso en la gran mayoría de los alimentos procesados, así que procura evitarlos, pues incrementan de forma considerable el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 6- Mantén tu organismo hidratado: Bien sabemos que se debe beber diariamente dos litros de agua, está comprobado que beber agua te ayuda a eliminar toxinas, ayuda en la digestión y evita el estreñimiento. Además de que mantiene nuestras  cerebro correctamente oxigenado así como nuestra sangre.

Haz deporte, ¡a mover el cuerpo!

Sé que a la gran mayoría le cuesta mucho esta parte, pero si se practica diariamente una actividad física moderada y a largo plazo, como puede ser caminar a buen ritmo durante 30 minutos, puede tener numerosos beneficios para la salud, además, la actividad física reduce los síntomas de ansiedad y depresión.

Aprovecha para hacer deporte con pequeños cambios en tu rutina: por ejemplo, sube escaleras en vez de tomar el ascensor. Si permaneces muchas horas sentado, levántate cada 60 minutos y camina un poco para mantener activos tus músculos.

Ve aumentando paulatinamente la intensidad del deporte que practiques. Aprende a escuchar tu cuerpo, y trata de no forzarlo.

Estos son elementos que si los implementamos poco a poco a nuestra vida nos darán grandes beneficios a un nivel físico y mental. Recuerda siempre consultar a un experto en la salud.

Recuerda que si quieres obtener más información sobre temas interesantes referentes a la salud, puedes ver nuestras demás notas de blog aquí.

No olvides visitar nuestra tienda